Una peluquera afeitó a este perro sin hogar y lloré al ver lo que encontró debajo de todo ese pelo

3 años
2530 Visitas


Todos merecen una segunda oportunidad.



Charlie fue encontrado vagando en una carretera de Los Angeles, Estados Unidos. Afortunadamente, cuando lo vieron ahí, fue rescatado y llevado a un refugio. Sin embargo, esto relevó otra cruda realidad: la mayoría de los refugios solo recibe a los perros por una o dos semanas como máximo. Si no los adoptan, los perritos deben ser sacrificados:




Gracias a este impactante cambio de imagen, Charlie fue adoptado dos días después de ser afeitado. Podemos alegrarnos profundamente por él, pero no podemos olvidar que, todos los días, en todas las partes del mundo, hay miles de perros como Charlie que necesitan una segunda oportunidad.


¡Ayudémoslos!