Lugares que no puedes dejar de ir cuando vayas a Nueva York

4 años
2555 Visitas

Para conocer Nueva York no hay que viajar una sino muchas veces. Y aunque vayáis muchas veces nunca llegaréis a conocerla del todo porque esta ciudad muta constantemente. Teniendo esto en mente relájate y no intentes abarcarlo todo de una sola vez.

Pero para perderse hay que empezar por alguna parte, así que aquí va una lista de 5 lugares clásicos que ver en Nueva York y otros 5 lugares de Nueva York fuera de los circuitos turísticos para que elijas por dónde empezar tu deriva por esta magnífica ciudad.

5 lugares clásicos que ver en Nueva York

Statue of Liberty New York

1. La Estatua de la Libertad

Visitar la Estatua de la Libertad es algo que se tiene que hacer alguna vez en la vida. No solo es el símbolo de Nueva York, sino de Estados Unidos, pues era la primera imagen del país que tenían los miles de miles de inmigrantes que llegaban a América durante siglos. Para visitar la Isla de la Libertad toma el ferry oficial que sale desde Battery Park (estación Bowling Green, líneas 4 ó 5). Las entradas se pueden comprar allí mismo, pero no es buena idea porque las colas son larguísimas e in situ no se pueden conseguir tickets para subir al monumento. Lo mejor es comprar las entradas en línea en el Statue Cruises, el proveedor oficial para visitar la Estatua. Ten en cuenta que la entrada básica solo incluye el viaje en ferry. Si quieres entrar al pedestal (el museo) y subir al mirador de la corona, tendrás que comprar otro ticket con mucho tiempo de antelación, ya que los cupos diarios son limitados y se agotan rápidamente.

Empire State Building New York

2. Empire State Building

Subir al Empire State es otra peregrinación que hay que hacer en Nueva York. Es realmente impresionante encontrarse frente a frente con este rascacielos, uno de los más filmados en la historia (según los registros oficiales el Empire State ha aparecido en ¡más de 250 películas!). Los miradores del Empire State Building están abiertos los 365 día del año, desde las 8 de mañana hasta las 2 de la madrugada. Decimos “los miradores” porque son 2: el del piso 86 y el del piso 102. Obviamente el del 102 es mucho más caro, pero también con menos gente así que podrás disfrutar mejor de la visita. Prepárate para hacer cola, pero valdrá la pena.

Central Park New York

3. Central Park

Caminar por Central Park es algo que te llevará varias visitas, pues el parque es enorme y hay mucho que ver: estatuas, fuentes, puentes, arcos, lagunas, praderas y hasta un zoológico con los famosos pingüinosque inspiraron la película de animación “Madagascar”… Todo diseñado para rememorar los parques europeos más famosos de finales del S. XIX. Y cuando decimos que es enorme es en serio, ¡comienza en la calle 59 y termina en la 110! Otra característica que tiene este pulmón vegetal de Nueva York es que luce diferente según la época del año, los colores del otoño nada tienen que ver con los de la primavera ni con el blanco invernal. Cada vez que vayas acércate por lo menos una vez.

High Line Park New York

4. High Line

Conocer el High Line Park es algo que no puedes dejar de hacer. Si bien no tiene el pedigrí de Central Park (se inauguró en 2009) se ha convertido rápidamente en un icono del Nueva York contemporáneo. Es un parque muy particular pues está sobre una vía abandonada de tren, así que mientras pasees pasarás junto a edificios, ventanales, hoteles y todo esto rodeado de un paisajismo vanguardista y de muchos neoyorquinos cool.

Brooklyn Bridge New York

5. Puente de Brooklyn

Cruzar el Puente de Brooklyn supone andar sobre un hito de la arquitectura neogótica del Nueva York industrial. En 1883 sorprendió a todo el mundo al convertirse en el puente colgante más largo del mundo y el primero suspendido por cables de acero, el mismo acero que permitió elevar los rascacielos de Manhattan. Al cruzarlo irás dejando atrás el skyline de Manhattan para adentrarte en Brooklyn, un distrito increíblemente recomendable. Si vais justos de tiempo, la vuelta la podéis hacer en metro.

 

5 lugares que ver en Nueva York fuera de los circuitos turísticos

East river ferries New York

1. Ferry por el East River

El Ferry por el East River fue inaugurado hace poco para transportar a los neoyorquinos entre Manhattan, Brooklyn y Queens. Hacer todo el recorrido permite entender la ciudad y ver el perfil de Nueva York desde unaperspectiva única. Si ya has paseado por el Puente de Brooklyn, con el Ferry pasarás por debajo. Divertidísimo.

New York Top of the Rock Rockefeller Center

2. Top of the Rock

Subir al Top of the Rock, el observatorio del Rockefeller Center, no es algo necesariamente novedoso, pero si de ver Nueva York desde arriba se trata es una excelente elección. Sus amplias terrazas te permitirán ver cómodamente la ciudad. Y, además, podrás ver Central Park desde las alturas – algo que no se puede hacer desde el Empire State. Sin tener en cuenta que el Top of the Rock es un gran mirador para contemplar el Empire. Ni te imaginas las fotos que te llevarás de aquí.

new_york_radio_city_music_hall_editorial_use_sean_pavone

Interior del Radio City Music Hall foto de Sam Pavone Shutterstock.com

3. Radio City Music Hall

La visita guiada del Radio City Music Hall te transportará al Nueva York Art Decó de los años veinte. Todo el decorado está excelentemente mantenido y bien preservado, así que lo de viajar en el tiempo es en serio. Te sentirás dentro de una película idealizada de Nueva York y además podrás sentarte en los camerinos donde estuvo Frank Sinatra.

Coney Island New York

Coney Island, atracciones en la playa de Nueva York. Foto de pio3 /_shutterstock.com

4. Coney Island

Conocer Coney Island es otro viaje en el tiempo. Pero en este alejado barrio de Brooklyn el viaje será más dramático pues allí literalmente el tiempo se detuvo. En Coney Island conocerás otro Nueva York, uno que en vez de cemento y acero tiene un larguísimo paseo junto a la playa en el que abundan los puestos de algodón de azúcar, hotdogs espectaculares, ferias de freaks, tiovivos y la montaña rusa más antigua de Estados Unidos. ¡Coney Island vale mucho la pena! Y está a tan sólo una hora en metro.

Philipsburg Manor Sleepy Hollow New York

5. Sleepy Hollow

Visitar Sleepy Hollow, el pueblo del Jinete sin Cabeza, es uno de nuestros últimos descubrimientos. En tren desde Grand Central Terminal sólo tardarás 50 minutos en llegar al pueblo que inspiró la famosa historia de Washington Irving. Allí podrás ver casas históricas, molinos y la iglesia más antigua de la costa este de Estados Unidos. La atmósfera de este pueblo de raíces holandesas a orillas del Río Hudson, es tan especial que atrajo a los Rockefeller, que se hicieron construir su villa campestre aquí. Esta increíble mansión se puede visitar y es una buena idea si queréis descubrir cómo vivía una de las familias que construyeron este Nueva York que tanto nos gusta.