LOS HOTELES MÁS RAROS DEL MUNDO

2 años
4030 Visitas

Si estás aburrido de los establecimientos habituales, ficha estos hoteles fuera de lo común: dormir en aviones, trenes, edificios imposibles en lo alto de una montaña, cápsulas entre los árboles o incluso en una prisión está al alcance de tu mano.

Inntel Zaandam (Holanda)

Como un homenaje a la arquitectura tradicional holandesa de la región de Zaam, así está planteado este mastodóntico hotel situado a 12 minutos de Ámsterdam. En la fachada del hotel se encuentran cinco tipos de casas de la zona, desde cobertizos de agricultores hasta casas más urbanas. Una de las casas, la casa azul, alude a una pintura del francés Claude Monnet.

Hotel Costa Verde (Costa Rica)

El resto del hotel es ‘normal’ (exclusividad y lujos aparte), pero en la parte superior se encuentra una de las habitaciones más alucinantes del mundo, montada dentro de este Boeing 727 del año 1965, que ha servido para South Africa Air y Avianca. Desde la altura a la que se encuentra, se disfrutan de espectaculares vistas del océano y la selva. Pasar allí una noche te saldrá desde 500 euros.

Sheraton Huzhou Hot Spring Resort (China)

Pagodas del siglo VII, ancestrales tradiciones del tejido de la seda, un humedal lleno de lagos y bambú silvestre… Muchos son los encantos que rodean a este ya de por sí espectacular hotel,situado en Huzhou.

Karostas Cietums (letonia)

No será la mejor noche de tu vida, pero seguro que la recordarás siempre. Esta prisión, que estuvo en funcionamiento desde la época de los zares hasta 1997, te ofrece la posibilidad de alojarte enella por 15 euros la noche, en un calabozo, sobre una cama de hierro y tomar la comida de un prisionero. Si quieres más emociones, hay una opción ‘extrema’ en el que convertirte en preso por 12 horas en una triste y lúgubre noche.

Quinta Real Zacatecas (México)

¿Qué hacer con una plaza de toros cuando ya no se va a volver a usar? El debate podría terminar echando un vistazo a la Quinta Real Zacatecas, en México, donde reciclaron un antiguo coso del siglo XIX que había dejado de utilizarse en 1975 en un magnífico hotel de cinco estrellas. Las habitaciones se construyeron en torno al antiguo ruedo.

 

First World Hotel (Malasia)

¿Te seduce la idea de dormir en un megahotel con casinos, espectáculos e incluso un parque de atracciones? Suena a Las Vegas, pero es mucho más impresionante porque la plaza donde se encuentra todo el ocio es gigante: 46.000 metros cuadrados. El First World Hotel es además el tercer establecimiento hotelero más grande del mundo en número de habitaciones (6.118).

 

Kokos Cave (Estados Unidos)

Vivir en una cueva no suena apetecible, pero si vas a Kokos Cave, en el valle del río de La Plata, a medio camino entre los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado, cambiarás de opinión. Iba a ser la oficina de un geólogo, pero finalmente pasó a ser un bed and breakfast de unos 150 metros cuadrados, con varias habitaciones. La temperatura oscila entre 20-22 grados todo el año.

 

Spitbank Fort (Reino Unido)

Situado en el Solent, el estrecho marino situado entre el Reino Unido y la isla de Wight, se terminó de construir en 1878 para defender la zona. Lleva sin funcionar desde 1962 y dejó de pertenecer al Ministerio de Defensa en 1982. Primero fue un hotel de 50 habitaciones, pero hace 3 años sufrió una reforma y ahora es un establecimiento de lujo con spa y nueve suites.

 

La Balade des Gnomes (Bélgica)

Este hotel belga te va a sorprender no solo porque por fuera emula al famoso caballo de Troya, sino por la decoración interior de sus habitaciones. La temática recuerda a los cuentos de hadas, con maderas talladas, telas en colores neutros, estrellas, formas barrocas, alfombras de ensueño… y hasta una roulotte muy especial.

 

9 Hours Capsule Hotel (Japón)

Lo has visto miles de veces ¿y sigue sin convencerte? Desde luego no es apto para claustrofóbicos, porque dormirás en pequeñas cápsulas-nicho. El concepto del establecimiento parte de la base de que, por lo general, solo se pasan 9 horas en los hoteles: siete durmiendo, una dedicada a la higiene personal y otra de descanso y ocio.

 

Sun Cruise Resort (Corea del Sur)

¿Siempre has soñado con irte de crucero pero cuando lo hiciste la experiencia no te acabó de gustar? Resárcete con este hotel-barco, situado en lo alto de un empinado acantilado con vistas al mar de Japón. Tiene 165 metros de largo, 45 de alto y 211 habitaciones, además de seis restaurantes,  un pequeño campo de golf, cancha de voleibol… Perfecto para ser un auténtico marinero en tierra.

 

Hobbit Motel (New Zealand)

¿Eres fan de “El hobbit” y/o de “El señor de los anillos”? Pues Nueva Zelanda tiene que estar en tu ‘must see list’, y por supuesto este será el hotel en el que te alojarás, a imagen y semejanza de las casa de Frodo Bolsón. Buena comida, hospitalidad, un espectáculo temático de los hobbits, cercanía a unas espectaculares cuevas y unas vistas de ensueño son otros de sus encantos.