Abrieron la Bóveda del Fin del Mundo

3 años
46119 Visitas

En el círculo polar ártico, específicamente en la zona de Svalbard, Noruega; se construyó hace algunos años una cámara que funciona como Banco de semillas, en caso de que la Tierra sea asolada por un fenómeno de características cataclísticas o nucleares.

La bóveda está construida a 130 metros de profundidad en una gélida montaña de Noruega; lugar altamente resistente a erupciones volcánicas, terremotos y cualquier tipo de radiación y contiene muestras de semillas de casi todas las naciones del mundo, más de 860 mil que servirán como cultivo de alimentos en caso de catástrofes mundiales. Aunque el nombre coloquial es “Bóveda del fin del mundo” su verdadero nombre es Banco Mundial de Semillas de Svalbard.

La reciente guerra civil en Siria, ha obligado a expertos y científicos a abrir la bóveda para preservar algunas especies de la zona que no se consiguen en otra parte del mundo¸ allí hay semillas de trigo, cebada y ciertos tipos de pastos recolectadas por los investigadores.