15 cosas que sólo quienes crecieron con padres muy estrictos comprenderán

2 años
3493 Visitas


Si creciste con padres estrictos sabrás que en el fondo hay muchas cosas que puedes agradecerles hoy en día, como tus habilidades para organizarte, tu sentido impecable de la ética y la responsabilidad y bueno, tu inhabilidad para salir mal vestido o para ser espontáneo si de planes se trata. Puede que aún estés trabajando en esto pero luego de tantos años de cuidadosa planificación y de ensayar una y otra vez para pedirles permiso para hacer algo que estaba totalmente fuera de lo permitido y apropiado… sólo digamos que hay cosas que se quedan con nosotros. Si tuviste padres muy estrictos, no olvides recordarles lo mucho que los quieres y reír con esta siguiente lista, porque está claro que encontrarás más de alguna verdad en ella.



1. Si tus amigos querían salir y te invitaban, sabías que era imposible que fuesen dos días seguidos



2. De hecho, con que sólo fueran dos semanas seguidas tus padres ya lo encontraban ‘demasiado’



3. Hablando de eso, pedir permiso para cualquier cosa te llenaba de pánico



@ryhfa



4. Lo más probable es que lo retrasaras hasta el último minuto posible, que ensayaras en el espejo horas y horas y que luego, a la hora de finalmente preguntar, lo dijeses todo muy rápido y mirando hacia un punto fijo en la pared



5. Lo peor de todo era que sabías que serías el primero en irte de la fiesta, porque tus propios padres te irían a buscar



6. Si alguna vez quisiste alterar tu imagen corporal o la forma en la que te vestías sabías que los límites eran bastante claro: aros en el lóbulo de las orejas si eras una chica y absolutamente nada si eras un chico



@Theoline



7. De hecho, puede que hasta el día de hoy te vistas y automáticamente te preguntes qué pensarían tus padres de tu atuendo



8. Durante muchos años fuiste la única chica en el colegio que usaba faldas varios centímetros por debajo de la rodilla y camisetas extra grandes en caso de que ‘crecieras’



9. Es probable que muy pronto aprendieses el arte de omitir información e incluso hoy en día, que quizás ya no dependes de ellos, sigues haciéndolo



@celi2001red



10. Siempre que tus amigos te decían: ‘pero pregúntales otra vez’ colapsabas porque no sabías cómo explicarles que, de partida te daba terror y en segundo lugar, tus padres NUNCA cambiaban de decisión



11. Si llegabas a salir te preguntaban detalladamente qué harías cada vez que salías



12. Y una vez que llegaras a casa querrían un detallado recuento, probablemente para asegurarse que las versiones coincidían




@Forever_Pink1800



13. Si olvidabas contestar el teléfono una sola vez daban por sentado que te habían robado o raptado un platillo volador



14. Has pasado años planeando tu rebelión y la forma en la que harás cosas espontáneamente sin que te importe ni cómo te ves ni el resto de las cosas que tienes que hacer



15. Pero como muchos hijos de padres estrictos saben, llega un punto en el que internalizas tantas reglas que se vuelve difícil vivir de otra forma



Pero bueno, es nuestra vida y hemos sobrevivido ¿no? Y probablemente, ahora que al fin somos un poco más libres, quizás salgamos un día o dos para recordar que seguimos siendo los amos y señores de nuestra vida… bueno, hasta que papá y mamá nos llamen.