10 etapas del sexo después de mudarnos con nuestra pareja

3 años
2007 Visitas

¿Te acabas de mudar con tu pareja?. Elaboramos una lista con todas las etapas de tener sexo tras empezar la convivencia en pareja.

1. “Hagámoslo mientras hacemos la mudanza”

Acabas de llegar a tu nueva casa y el sexo aquí va a ser increíble. Durante las primeras semanas, te parecerá que la casa es como un nuevo hotel listo para ser explorado. Piénsalo: podéis tener sexo en todos los rincones, todo el rato. Ni siquiera es necesario que sea bueno. Antes tenía que serlo, porque puede que no tuvierais otro encuentro sexual en casi una semana. En cambio, ahora no importa.

2. Tendrás sexo verdaderamente ruidoso por primera vez

Puedes levantarte a las 4 de la mañana y ponerte a ello siempre que quieras, y sabes que nadie podrá oírte.

3. Puedes tener sexo en la cocina

Ahora sí que no hay posibilidad de que te pillen mientras lo hacéis. Además, solo sois vosotros dos, por lo que podéis hacerlo en cualquier lugarinimaginable del hogar. Es un edificio de parejas viviendo juntas e igual que tú hay otras tantas haciendo lo mismo, por lo que no pueden decirte nada.

4. ¿Te estás duchando? ¿Puedo entrar?

No necesitas ducharte ahora mismo pero, ¿por qué decir que no a un poco desexo en la ducha por las mañana?

5. Empezáis a hacerlo después de la cena cada noche como un reloj

Y no hay nada malo en ello, hasta que te das cuenta de que has integrado elsexo en tu rutina entre la cena y lavar los platos todas las noches, y aunque sigue siendo fantástico, ya no es algo espontáneo. No temas, te siguen quedando los fines de semana.

6. Por primera vez, no has tenido sexo hoy

Y no pasa nada, porque solo se debe a que uno de los dos no se siente bien.No big deal.

7. Empiezas a medir el sexo en base al número de horas que vas a dormir

Y te encuentras mirando al reloj cada vez que te apetece hacerlo y os vais a poner a ello. ¿Lo hacéis o prefieres dormir las 8 horas diarias? Hay días que el cansancio ganará la batalla.

8. Tenéis sexo solo porque no lo habéis hecho en dos días

Lo mismo pasa cuando se te ha olvidado sacar la basura y piensas: “¡No quiero que seamos una pareja aburrida que deja de tener sexo, así que, hagámoslo!”. Hay veces que ni siquiera os apetece demasiado, pero esto es lo mismo que cuando te sacaste el carnet de conducir y tan solo sacabas el coche por el mero hecho de tenerlo.

9. El sexo se ha instalado en tu nuevo ritmo de vida

Después de que tu nuevo hogar no se sienta como nuevo y tengas todo (o casi todo) desempaquetado, es cuando realmente tienes que adaptarte a esta nueva etapa de compartir y vivir con otro ser humano. Después del periodo de tener sexo constantemente sin límite, puede que te sientas cansada durante varias semanas. Poco a poco verás cómo el sexo constante desaparece para dar paso a la convivencia. Pero una vez que superes el obstáculo, todo se normaliza y encuentras tu lugar en este nuevo hogar en familia.

10. Empiezas algo nuevo

Aunque no suponga necesariamente una boda o unos niños correteando por el salón. Cada etapa traerá algo nuevo, y ambos estáis juntos para descubrirlo.